Norma Valle

Font Size

Profile

Menu Style

Cpanel

Cuentos de horror

  • PDF

Las noticias en Puerto Rico, como bien me dijera una colega periodista de la familia, son de titulares. Una vez pasa el momento se olvida el asunto para sustituirse por un titular nuevo y así continúa la cadena. En la cadena participa casi toda la prensa, con sus diferentes niveles de calidad y muchos comentaristas responden solo al titular sin profundizar. Pero bueno, vamos al quid del asunto.

Ya es un lugar común que las Fiestas de la Calle San Sebastián, a pesar de su bonanza para algunos comerciantes y hoteleros, fue una pesadilla, un cuento de horror, para la comunidad sanjuanera. De hecho, durante la semana anterior, en la farmacia, el colmado o la tienda de esquina, vecinas y vecinos compartimos nuestras experiencias.

La residente desde hace más de dos décadas en San Juan, Ana Jones, tuvo que salir del Viejo San Juan a un velorio en Hato Rey; no pudo usar su auto, sino que cogió la guagua. Durante todo el trayecto de regreso un grupo de asistentes a las Fiestas fue todo el tiempo soplando vuvuzelas y pitos para la agonía de las otras personas en el bus. “Cuando me bajé le expresé mi solidaridad al chofer, ¡qué paciencia hay que tener!, dijo Jones, quien manifestó en la reunión de residentes su protesta por las bocinas del Hotel Convento que interrumpieron la vida cotidiana de cientos de personas a sus alrededores.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Liga de Estudiantes de Arte, profesora Elsa Costa, denunció con vehemencia que su calle quedó cubierta por una pulgada de grasa, que la alcantarilla se tapó y que el Municipio de San Juan (MSJ) limpió una semana después solo parte del lugar. La situación presenta un enorme peligro para las personas que transitan por allí, donde ubican escuelas, museos y galerías.

Una vez terminadas las Fiestas, varios artesanos y artistas informaron que vendieron menos este año, puesto que era difícil llegar hasta Ballajá, debido a la apretada muchedumbre. Quienes si hicieron su agosto en enero fueron algunos comerciantes y dueños de restaurantes que juraron y perjuraron en las reuniones previas del MSJ y de residentes que respetarían a la comunidad, pero colocaron pancartas comerciales, bocinas a todo volumen, vendieron alcohol a toda persona, independiente de su edad, etc.

Entonces, ¿lanzamos críticas a la alcaldesa que solo lleva dos o tres semanas en su silla o analizamos la situación con profundidad? Yo prefiero lo segundo. La situación que ocurrió hace dos semanas venía cocinándose desde hace años. Si, tres cuartas partes de la responsabilidad es de la administración Santini, un alcalde para quien la comunidad de residentes bona fide no importaba un bledo, pues su interés era convertir el San Juan antiguo en una ciudad de fachadas tipo Disney World. Al diablo los residentes que cuidan su ciudad, protestan y ofrecen ideas diferentes a las suyas.

San Juan ha tenido alcaldes y alcaldesas buenos, regulares y francamente malos, lo repito. Padilla, Corrada, y Acevedo, de regulares a buenos, Sila, excelente, Santini desastroso. ¿Por qué Miramar tiene derecho a eliminar la marginal, Alto del Cabro a proteger su integridad, Garden Hills y Baldrich a guardar su entorno, mientras que el Viejo San Juan, con toda su historia y defensa del patrimonio construido no puede ser respetado? El turismo cultural en San Juan es bueno, visitar y caminar San Juan es hermoso, vivir en San Juan difícil pero satisfactorio. Una de las características de vivir en San Juan es que la comunidad se conoce, se habla, comparte en las plazas, las tiendas, la calle. Ese espíritu, que no ha desaparecido con el tiempo vale la pena protegerlo. ¿Por qué no hacerlo?

Sin embargo, también tenemos que proteger los derechos civiles de la comunidad de residentes, que durante cuatro días queda secuestrada, con dificultad para salir si esta enfermo, si tiene que ir a trabajar fuera del casco, o desempeñar una actividad diferente a participar en las Fiestas. Por lo tanto, aunque la alcaldesa tenga asuntos mas urgentes que atender en estos momentos, es importante que no se postergue para noviembre, la planificación seria y respetuosa de este evento, las Fiestas de la Calle San Sebastián.

 

El Vocero, 29 de enero de 2013.

Las más recientes

Las más leídas

You are here: Periodismo Vocero de Puerto Rico Cuentos de horror