Norma Valle

Font Size

Profile

Menu Style

Cpanel

La bella y la bestia

  • PDF

Una de las amantes del ex jefe del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, tituló su controversial libro sobre la relación que sostuvo con el que una vez fue un importante líder político y diplomático de Francia, “La bella y la bestia”. Explica en su libro cuasi prohibido el monstruo que es este señor que fue acusado de violación en Estados Unidos.

El mito de la bella y la bestia desgraciadamente es uno de los que marcan la interacción de hombres y mujeres en este mundo nuestro. Porque, ¿no es esa también la realidad de Oscar Pistorius y Reeva Steemkamp, el atleta paralímpico de Sudáfrica y la modelo que era su novia?

Desde la temprana infancia las mujeres occidentales nos formamos en el mito del mentado, cuento hadas. Todas somos “Bella”, la ingenua chica que se enamora de un monstruo que es capaz de matarla de un zarpazo. Ella le huye cuando esta furioso, se esconde pero sigue amándolo segura de que cambiará. En el tradicional cuento folklórico y en sus diferentes versiones (Villeneuve, 1740; Disney, 1991), la bestia cambia se transforma en un príncipe azul, rubio, hermoso, rico y bueno.

La realidad, sin embargo, es otra. Los monstruos casi nunca cambian. Strauss Kahn, con todo su bagaje de intelectual millonario, es un agresor de mujeres, sobre lo cual hay mucha evidencia. Pistorius confesó ya que asesinó a su novia, aunque alega que no fue porque es un agresor sino porque la confundió con un intruso. La gente no le cree, ya que son muchas las instancias en las que Pistorius ha demostrado su temperamento violento y volátil, como el de Bestia, el personaje del cuento.

Durante este próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, tenemos que reafirmar que nuestra vida no es un cuento de hadas, de bellas y bestias que se metamorfosean en príncipes y princesas, sino una realidad que esta poblada de la violencia de género, de continuas violaciones de derechos humanos en la familia, el trabajo asalariado y la sociedad en general.

Hemos adelantado mucho en milenios de resistencia y lucha, pero al fin y al cabo, nuestro cuento de mujeres tenemos que forjarlo nosotras mismas con conciencia feminista y mucho trabajo. Ese trabajo que incluye grandes obras colectivas y pequeños actos pequeños actos privados y públicos. Sencillamente tenemos que una vez más conmemorar este Día Internacional de las Mujeres, renovando nuestro compromiso de lucha por la equidad entre todos los seres humanos.

 

El Vocero, 5 de marzo 2013

Las más recientes

Las más leídas

You are here: Periodismo Vocero de Puerto Rico La bella y la bestia